Apiterapia

Apiterapia ¿qué es?

La apiterapia se conoce desde tiempos inmemoriales y significa, como lo indica su nombre, tratamiento basado en la utilización de los productos de la colmena: api – abeja; terapia – tratamiento.

Estos productos son: miel, polen, propóleos, jalea real, cera y apitoxina.

La abeja, la miel, el propóleos y la cera son parte de muchas recetas de médicos de la antigüedad.

Hipócrates y Celsius, por ejemplo, trataron enfermedades como conjuntivitis, dermatitis y procesos orofaríngeos en base a abejas secas molidas y miel. Alejandro Magno e Iván el Terrible aliviaban sus dolores con picaduras de abejas directamente en la zona de sus dolores. También hoy sabemos que, humedeciendo vendas en propóleos y miel lograron la conservación de las momias faraónicas.

Llegando mucho más cerca en la historia, el doctor Phillip Terc, médico austriaco, es llamado “el padre de la apiterapia moderna”.

Él sufría de reumatismo con grandes dolores osteoarticulares.

En 1878, mientras estaba en su jardín, fue picado repentinamente por muchas abejas y, una vez que pasó el efecto provocado por las picaduras, comprobó que había disminuido tanto el dolor como la inflamación de sus articulaciones lo que provocó mayor movilidad de las mismas.

A partir de ese momento, comenzaron a estudiar el efecto del veneno de la abeja en distintos países. Gracias a estos estudios, hoy conocemos los beneficios que tiene la apiterapia en la salud humana.

ESTA ES UNA LISTA DE ALGUNAS PATOLOGÍAS TRATADAS CON APITERAPIA:

  • Artrosis

  • Lumbalgia

  • Ciática

  • Hernias de disco

  • Neuralgias

  • Fibromialgia

  • Gota

  • Lesiones deportivas

  • Hombro doloroso

  • Epicondilitis

  • Tendinitis

  • Enfermedades autoinmunes (artritis reumatoidea, esclerosis múltiple, artritis psoriasicas, lupus eritematoso)

  • Inmunodeficiencias

  • Alergias

  • Asma

Beneficios de utilizar apiterapia:

En cuanto a lo que refiere a los beneficios de la apiterapia en relación a la medicina alópata, lo más destacado, aunque suene redundante, es que no posee efectos colaterales o secundarios y es muy bien tolerado por todos los pacientes sin importar su edad. En todos mis años de trabajo, comprobé que esto en realidad es así; no solo no provoca efectos indeseables sino que además pacientes que hace más de 15 años que son tratados muestran muy buena tolerancia, se mantienen bien, sin dolores, muy activos, con mucha energía y con una calidad de vida muy buena.

Durante el tratamiento no se forman anticuerpos contra el veneno de las abejas, por ello, el organismo humano no se acostumbra y la aplicación repetida de apitoxina es cada vez más efectiva.

Los medicamentos alópatas, como los antiinflamatorios, corticoides, etc. son sustancias químicas que, cuando los consumimos, pueden agredir al estómago, intestino, hígado y riñones, entre otros. Si los utilizamos por un tiempo prolongado pueden generar daños graves a la salud, y, al final, en lugar de mejorar al paciente, solo empeora su situación.

Esta es, entonces, la mayor y más importante diferencia con la apiterapia ya que todos los productos utilizados son potencialmente benéficos y no provocan ningún tipo de alteración.

A título personal, considero que la apiterapia no es una medicina alternativa sino una medicina opcional, el paciente opta por tratar sus dolencias con productos naturales y yo, como médica, opto por tratarlos con dichos productos.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Sylvia

    Hace 7 años tuve problemas en mis rodillas, una caida en el ómnibus, provocando con ello 1 año sin poder caminar. Me resistía a tomar medicaciones y me recomendaron esta alternativa.
    Esta doctora me cambio la vida, al principio iba 1 vez a la semana( tenía que llevarme mi esposo para apoyarme en él) y después 1 cada 15 días y así sucesivamente; hoy puedo caminar perfectamente y sigo esporádicamente dándome los inyectables, tanto es así que la doctora me dice: se nota Sylvia estas bien!!! 😗 Ahora puedo caminar y hacer ejercicios, gracias Doctora por ser tan linda persona !!!

Deja un comentario