Artritis reumatoidea

Artritis reumatoidea ¿qué es?

La artritis reumatoidea es una enfermedad sistémica y autoinmune que provoca la inflamación crónica de las articulaciones, provoca su destrucción progresiva y genera distintos grados de deformidad e incapacidad funcional. Los síntomas más frecuentes son: dolor, hinchazón y rigidez de las articulaciones comprometidas. Que sea autoinmune significa que nuestro propio sistema inmunológico crea anticuerpos que daña a diferentes estructuras de nuestro organismo, en este caso, las articulaciones.

Aproximadamente el 1% de la población mundial está afectada por artritis reumatoidea y las mujeres son tres veces más propensas a padecer la enfermedad que los hombres. La edad de aparición más frecuente es entre 20 y 50 años. Sin embargo, puede aparecer a cualquier edad. La causa es desconocida, se piensa que pueden influir factores genéticos, ambientales, y emocionales.

Diagnóstico de artritis reumatoidea

Artritis reumatoidea
Artritis reumatoidea

Se diagnostica, fundamentalmente, por signos y síntomas clínicos, así como también por ciertos estudios de laboratorio, como el factor reumatoideo o radiografías y estudio de anticuerpos.

Esta enfermedad, que puede ser muy dolorosa e incapacitante, evoluciona por empujes, esto quiere decir que hay algo que desencadena la aparición de los síntomas como el dolor y la inflamación de la articulación. Con cada empuje de dolor, puede haber cada vez mas destrucción de la articulación comprometida.

Tratamieto alópata

El tratamiento tradicional es en base a inmunosupresores y antiinflamatorios los cuales poseen una larga lista de efectos adversos que, a largo plazo, pueden provocar más daño que beneficio.

Tratamiento de artritis reumatoidea con apiterapia

Por otro lado, la apiterapia ofrece un tratamiento más natural. La apitoxina, por su mecanismo de acción de estimular nuestro propio cortisol, hace que obtengamos este efecto antiinflamatorio sin efectos secundarios. También posee un mecanismo modulador del sistema inmunológico, lo que de alguna manera lo mejora y evita la formación de anticuerpos que actúan en contra de nuestro propio organismo. Por esta causa, la apiterapia, si bien no cura esta enfermedad, detiene los empujes de dolor y con esto el avance de la enfermedad.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Susana Filippini

    Hola a todos…quiero dejar mi comentario y mi experiencia sobre todo para las personas que estan buscando una alternativa a su enfermedad. Soy portadora de artritis rematoidea desde hace 20 muchos años mas o menos.Llegue a la apiterapia porque los medicamentos tradicionales me afectaban el higado y el reumatologo me los prohibio.y les puedo decir que nunca me fui…jajaja me ha hecho mucho bn,me saco los empujes y si bn hay dias que estoy dolorida ya no es como al principio…hay que tener constancia y no dejarlo…sabemos que esta enfermedad no tiene cura pero estar aliviado y poder desempañarnos en nuestras tareas ya es muchisimo. Carmen es una Dra genial y siempre nos contiene…Gracias Carmen por todo Animense a este tto. y para los que ya estan en el les mando un gran saludo y hasta pronto Susana

Deja un comentario